Segundo Termo

Diana, mi vecina viuda con la que compartía las mañanas de los sábados mateando, era mi referente en temas de actualidad. Respondía a mis inquietudes -que no eran muchas- y ella se esmeraba para iluminar mi oscuridad.
Esta vez iba a ser diferente:
-El mundial de futbol se acerca Marcelo… ¿vos sabés quien se alzará con la copa?

Publicado en:

Razón y Pasión

Suele suceder que, de la boca de Diana, salgan pensamientos a medias y se necesite una explicación posterior para entenderlos. Así comenzó la conversación, mientras mateábamos en el balcón de su casa.
-¿Y Marcelo… aceptamos los cambios…

Publicado en:

Ansiedad

De niño no exteriorizaba mis inquietudes, por temor a dejar al descubierto mis carencias, estaba convencido de que eran graves.
Me agobiaba no saber los números del colectivo al que hay que ascender para llegar…

Publicado en:

No me esperes

Bebíamos un par de cervezas con Julio -compañero de estudios- en el boliche frente a Playa Verde.
Charlábamos despreocupados, ajenos al clima tenso que se vivía en el país en los años setenta, cuando irrumpió una chica. Con paso firme se dirigió a la barra,

Publicado en:

Cambios

Di la espalda un día, pensando si sería para siempre. Mi juventud ligada a ella se revelaba. No podía despedirme con ese presagio de no volver. Sería incluso ridículo considerarlo, después de compartir durante veintidós años…

Publicado en:

Caras y Caretas

Desde pequeño me fascinaron los carnavales. La familia organizaba las fiestas en el club de la zona urbana donde vivíamos. Participaban en ella carros alegóricos y cabezudos gigantes, que deambulaban lanzando coloridos papelitos y serpentinas, recuerdo los puestos de venta de matracas y chirimbolos para completar los atuendos.
Las máscaras necesitan unas palabras más para aclarar su rol: ellas conservan el anonimato.

Publicado en:

El Retrato

Marco amaneció soñoliento, como si no hubiera dormido bien. Pensó que la causa seria alguna enfermedad que se estaba gestando. Rebuscó en el cajón algún remedio que lo reanimara. Tenía de todo, una farmacia completa, solo tenía que escoger el apropiado…

Publicado en:

Graciela

Dos gatos, jugando en la vidriera de un comercio derribaron el maniquí de una niña. Vestida con uniforme escolar, de pollera azul tableada y suéter del mismo color, completaban su atuendo, medias blancas largas hasta la rodilla…

Publicado en: