Visitas: 22
1 0
Tiempo de lectura:1 Minutos, 56 Segundos

Por Diana Dimerman

Relato Autobiografico

Nací en el Barrio de BOEDO, “Barrio de taitas y malevos” y del glorioso San Lorenzo.

El tango no lo dice por Boedo, es por otro barrio, pero mi viejo llegó por los 30 y decía que en esos años mejor no acercarse a la calle Chiclana porque había gente con facón al cinto. Así que le encantaba hacer suya esa frase.

¿De fútbol me preguntás?

En reallidad no soy de fútbol solo cuando Argentina juega el mundial ahí si, te mato si hablas mal.

Pero en mi adolescencia el club fue mi casa de verano y en invierno el refugio de un café con leche con pebete de jamón y queso, interminables charlas de chicas que relojeaban la mesa cercana donde los chicos se juntaban a hablar de sus conquistas furtboleras o de otros deportes, y la otra, la mesa de los barras… esos que si alguien nos decía algo impropio nos salían a defender como si fueran nuestros hermanos,

y si era un extraño, pobrecito.

El bar del club era enorme o por lo menos asi lo recuerdo, con su olor diferente a otros pero mas de hogar que de bar.

Cuando éramos locales la platea de socias se llenaba de viejas envueltas en la bandera del club y de nosotras, que de fútbol nada pero de chicos todo, espiando

la tribuna para ver al que nos gustaba.

Antes de que el partido comenzara, los jugadores se acercaban, saludaban a las socias, y se armaba un griterío infernal mezclado con besos de ida y vuelta.

Y si el lobo Fisher te miraba… ¡ni te cuento!  Te meabas.

En los bailes de carnaval nos aprovechábamos de los porteros que sabían hasta quienes eran nuestros padres y nos dejaban acercarnos a Sandro cuando actuaba.

Yo era la hija del ferretero, seguro muchos ni sabían mi nombre, pero el de mi viejo sí.

El club, fue el gran hito del barrio.  Si me preguntabas ¿donde vivís? -a dos cuadras de la cancha de San Lorenzo– era mi respuesta y ya estaba todo dicho, no hacía falta mas referencia.

Glorioso San Lorenzo de Avenida La Plata, te llevo en mi recuerdo, entre los mas queridos.  Ese es todo mi andar con el fútbol, que “de fútbol na, pero de amores… mucho”.

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *