Visitas: 83
0 0
Tiempo de lectura:2 Minutos, 32 Segundos

Por Bella Clara Ventura

Avanzada en edad, mamá quedó ciega. Veía manchas.  Imaginaba torturantes escenas.

-Miren esas serpientes- gritaba.

-Mamita, no hay nada, lo juro.

-No te creo, quieren morderme- decía en llanto. Cambiaba el sujeto de la frase. Bien podían ser monstruos o alacranes. Sombras que observaba tomaban diferentes formas, bajo el efecto de un medicamento para evitarle una embolia cerebral al licuarle la sangre.  Ese remedio, produjo una hemorragia ocular. Yo me enfrentaba a una dolorosa situación y mis hermanas, estaban viajando en un avión de trayecto largo.

Debía tomar la decisión de suspender la Guarfarina o no. Dejarla ciega sin calidad de vida o quizá matarla por quitarle la medicación bajo el riesgo de una hemorragia cerebral. No disponía de tiempo para la sentencia sino averiguármela por mí misma. Situación de delicado gobierno. En mis manos reposaba la vida de mi madre, mi entrañable ser. ¿Qué hacer?

Sudaba frío, la cabeza me daba vueltas, estaba asustada, pensamientos nefastos me avasallaban y la mente se desviaba. Rasguñé paredes. Me comí las uñas. Dije groserías. Estaba enloqueciendo. Confundida, volví a preguntar una y otra vez cuáles eran las consecuencias.

-Le confirmamos varias veces cuáles son los peligros. No hay tiempo que perder, debe decidir ya- impaciente, anunció el galeno.

¿Podía darle la estocada final a la persona amada? Ambos casos me planteaban un dilema. ¿Cómo vivir?  Si fuera el caso de muerte con la conciencia alborotada al pensar que debía haber actuado de modo diverso. Poner en la balanza ambos escenarios no me otorgaba respuestas. Cualquiera que fuese mi decisión, estaba expuesta a riesgos y mi corazón, no estaba dispuesto a asumirlos. Seguía sudando a raudales.

Lágrimas se apoderaron de mi alma. Bajo mi vista dormía el papel que, sin demora, debía firmar para definir la opción.  Me sentía responsable.

Miré detenidamente a mi madre, percibí su sufrimiento sin la posibilidad de verme.

-¿Por qué me tienen ciega? ¿Qué diablos les he hecho para que me dejen padecer así?

Inquietudes expresadas ante mi impotencia por responder con sangre fría ante el problema.

-Prefiero la muerte que vivir sin ver- dijo desesperada.

-Mamá… ¿es tu deseo?

-Claro ¿cómo puedo vivir sintiéndome tan amenazada? Ves, ya viene un cocodrilo a devorarme las piernas. 

Sentí que me clavaban un cuchillo o que estaba en manos de un mal destino. ¿Quién era yo para autorizarme a firmar una sentencia que tal vez me pesaría?  Dejarla ciega o dejarla morir… ¿Cómo podía decidir sin la opinión de mis hermanas?  Solo yo frente al fardo de una probable equivocación. ¿Yo? ¿Por qué yo? Debía estampar mi firma para decidir la suerte de mamá. Lloré mis ojos ante la presión. Mi corazón se frunció. Vomité mis vísceras. Lamenté estar en un momento tan indefensa. La acaricié como quien sella un pacto de amor y de un plumazo firmé la suspensión. ¡Situación demasiado traumática!

Le salvé la vida por un golpe de cabeza y la luz volvió a hacer nido en sus ojos.

Acerca del Autor

Bella Clara Ventura

De padre sudafricano y madre mexicana, Bella Clara nació en el mes de las cometas en Bogotá-Colombia. Con sus poesías y novelas traducidas a diversos idiomas ha conquistado a críticos, escritores e intelectuales, mereciendo múltiples premios y reconocimientos por su carisma y su talento como escritora. Incluida en antologías y colaboradora de varios libros de cuentos ha participado en numerosos encuentros literarios en USA, Suecia, Francia, México, Argentina, Uruguay, Chile, Perú, Ecuador, España, Puerto Rico, México, India, Hungría y Taiwán, entre otros. En 2008 fue elegida como una de las 50 mujeres más importantes de la cultura en Colombia, por la Universidad Santo Tomás de Bogotá. Recibe el Doctorado Honoris Causa de la World Academy of Culture and Arts (USA-2011). En el año 2019 obtuvo un premio por su poema sobre la compasión en Bhubaneswar– India y en diciembre 2021 es reconocida por el Comité Ejecutivo de Peace-Pax como su embajadora, por su obra literaria dedicada a la promoción de la paz en el mundo.Vive actualmente en Israel.
Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
100 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *