Visitas: 37
0 0
Tiempo de lectura:1 Minutos, 25 Segundos

Semanas antes de terminar el último año de la primaria, la Señorita Alcira nos preguntó:
— ¿Ya eligieron su escuela secundaria?

Con mis doce años recién cumplidos, contesté muy seguro de mí mismo:
— Voy a ir al Comercial.  Yo quiero ser Contador.

La expresión de mi querida maestra hubiera inspirado varios años antes a Gary Brooker
a escribir la famosa “Con su blanca palidez”

Alcira y mi madre habían sido compañeras en la escuela Normal de San Justo,
un pequeño pueblo en ese entonces, al norte de la ciudad de Santa Fe.

Cuando se encontraron no pudo dejar de preguntarle:
— ¿Cómo es eso que Eduardo quiere ser Contador?
— Eso dice — contestó mi mamá — ¿Por qué te asombra?
— Él es para Filosofía y Letras — contestó, muy convencida, Alcira.
— ¿Y de qué va a vivir? — preguntó mi madre de manera muy pragmática.

Las dos tuvieron razón.  Disfruté e hice un excelente medio de vida de mi profesión.  

Pero alejado de lo rutinario, buscando siempre una veta creativa.  
La vida me paseó por distintos rincones en los que alimenté un uso estético de la palabra.
Y me depositó en este momento increíble, en el que me siento atrapado por la hermosa
sensación de ser un contador de historias y pensamientos.

Encontrarán en mi libro, cuentos que son ¿pura ficción?
Luego una mirada a este presente que imaginábamos futuro, y por último, mis íntimas
reflexiones y sentimientos en relación a las personas, hechos y circunstancias que hicieron
de mí, la persona que soy.
Espero que disfruten al leerlo… tanto como yo al escribirlo.

Solicita más relatos de Eduardo y su libro «70 – Historias y Pensamientos» a su mail: temaprivadoed@gmail.com

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *