Visitas: 76
1 0
Tiempo de lectura:1 Minutos, 35 Segundos

Por Roberto Mitelpunkt

Para ellas, porque escribir es un acto de amor.

Mañana mi familia me festeja mis noventa años.

Nunca pensé que llegaría a ser longevo.

He vivido logros, alegrías, placeres, sabores y sinsabores. Los momentos de tristeza, y tuve unos cuantos, también los viví intensamente. No quiero enumerarlos, aunque los tengo bien presentes.

Cuando hago balance de mi vida llego a la conclusión de que soy el hijo que mis padres desearon. Y ser el orgullo de los padres, y de los hijos, es quizá el logro más importante de la vida.

Son pocas las cosas que añoro de mi pasado, estoy, por fin, viviendo el presente. No hay nada que proyectar ni nada por llevar a cabo.

Aunque hay algo que sí quisiera volver a sentir; los labios y los besos de algunas mujeres que unieron sus bocas con la mía.

Ah, el primer beso, qué suavidad, qué precaución. Sin arrebatos.

Fue una noche de verano en Piriápolis, cuando yo había cumplido mis trece años.

Se llamaba, quizá aún se llame, Mónica. Tenía doce años y sus primas porteñas, a las que conocía de veranos anteriores, me invitaron al asalto que hacían en su chalet antes de partir al día siguiente.

Mónica era una chiquilina flaquita y feúcha de ojos enormes, que me miraban llamándome.

Bailamos, creo que La Bamba de Trini López que estaba de moda. Recuerdo que estábamos muy transpirados cuando la música cambió y pusieron “lentos”.

Mónica y yo nos apretamos, nuestras bocas se unieron, y cuando terminó la canción nos costó despegarnos, hasta que la madre de las porteñas, con una sonrisa, pero con firmeza dijo:

-Chicos, larguen.

No me enteré de su apellido, partió para siempre esa madrugada y me dejó buscándola for ever.

Hubo otras Mónicas, otras bocas, otros besos, pero ninguno como aquel que me transportó a la tierra de la que mana leche y miel.

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
100 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *