Visitas: 127
0 0
Tiempo de lectura:1 Minutos, 6 Segundos

Delante de él, al otro lado de la tumba, diez mujeres vestidas de luto lloraban a grito abierto
y él, Cornelio Cardenal, se limitaba a ver llover.  En torno, algunos cuervos pintos batían sus
alas y picoteaban la tierra recién removida en busca de gusanos. El ambiente estaba cargado
con el murmullo de las oraciones, el color de las bugambilias y el aroma triste de los crisantemos. 
 
—Así está bien. Ya estuvo bueno. Gracias por venir —les dijo, seco.

Consciente de la faena por venir, Cornelio, comenzó a fumar con parsimonia mientras pensaba
en lo largo de los días y lo corto de los años que había pasado junto a ella. 
 
 —Todo este borlote nomas por quedar bien. Ni que fuera su muerta— masculló sin dirigirse a
nadie en particular. Luego enfatizó el gesto tocándose el ala del sombrero para dar a entender
que ya debían de largarse. 
 
Al oír aquello, las lloronas y demás asistentes se marcharon como en parvada, graznando por el
camino hasta que el viento unió sus voces en un lejano sollozo. Permanecieron solo algunos
allegados y los músicos, que como aún no habían tocado… (continúa) 

Solicita el final de este cuento y más historias de Oscar al mail: oscar.garzav@gmail.com

Acerca del Autor

Oscar Garza-Villarreal

Oscar Alejandro Garza-Villarreal, nació en 1981 en Nuevo León, una región industrial ubicada en la Sierra Madre Oriental del noreste mexicano. Tras una infancia feliz, aunque complicada debido a diversas situaciones familiares, desde muy temprana edad se acerca a las artes, en especial a literatura. De ellas obtiene un importante medio de expresión y una estabilidad interior. Sin embargo no llegará a emprender una carrera en el mundo de las artes, sino que desoyendo el consejo de amigos y maestros, cursa estudios de medicina en la Universidad Autónoma de Nuevo León, de la cual también obtiene un titulo de especialista en el area de ginecologia y obstetricia. Al concluir sus estudios, labora por algunos años como médico rural así como en el ámbito privado de su ciudad natal. En el año dos mil dieciocho, persiguiendo un antiguo anhelo, emigró al estado de Israel , donde continuó su formación con estudios de posgrado en infertilidad y técnicas de reproducción asistida. Es ahí también donde conoce a su esposa vuelve a sus intereses artísticos, como la fotografía y el dibujo. En año dos mil diecinueve, buscando gente de habla hispana que compartiera su afición por la literatura, se acerca al Instituto Cervantes de Tel Aviv, donde tras cursar varios talleres de escritura, pasa a formar parte de la comunidad de autores del instituto. Desde el dos mil veintidós radica en la ciudad de Florencia, Italia, con su esposa,desde donde trabaja en su primera novela y continúa en contacto con la comunidad de escritores de Tel Aviv.
Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

2 thoughts on “Canción de pájaros negros

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *