Visitas: 48
0 0
Tiempo de lectura:27 Segundos

A la sombra de un árbol, Chuang Tzu soñaba que era una mariposa. 

La mariposa, sedienta de libertad y néctar,  salió a volar por el mundo.

Pobre, no tenía la menor idea de que con su aleteo provocaría una tempestad que arrancó de cuajo al árbol, y al anciano sabio de su sueño.

Y así, una efímera y lepidóptera quimera, creó el caos que hasta nuestros días provoca insomnio y devaneos en las mentes de aquellos que se cuestionan cual es el sentido del despertar. 

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *